top of page
Buscar
  • Foto del escritorSeica Villacañas, SL

Cómo decorar el dormitorio

Guía práctica sobre cómo acertar al decorar el dormitorio


1. Luz natural en el dormitorio Lo primero que los expertos tienen en cuenta a la hora de decorar un dormitorio es la luz natural y cómo potenciarla. En el caso de dormitorios, la luz es uno de los aspectos más importantes, porque influye directamente en el bienestar. Para multiplicar la sensación de amplitud, a la hora de decorar el dormitorio es buena idea elegir colores claros, espejos, mobiliario en tonos claros y superficies reflectantes.


2. Colores ideales para el dormitorio Trata de escoger tonalidades neutras que te permitan descansar. Hablamos, concretamente, de blancos, grises y tonos perla, además de la gama de los azules y verdes. Siempre es buena idea partir de una base neutra mezclada con algún color más vivo para que el dormitorio también refleje la personalidad de su dueño. Las tonalidades demasiado intensas, como rojos, naranjas o amarillos, son excitantes, por lo que pueden afectar directamente al sueño.

Decoración para dormitorios pequeños: Se recomienda blancos, grises pálidos, tonos piedra claro y complementos en verde claro, rosa palo y/o azules. ¡Atrévete con algún elemento estampado, que añada más vida al espacio!


Decoración para dormitorios grandes. En estos casos, el gris cálido ayuda a que un dormitorio parezca más acogedor. Además, puedes añadir un color intenso para la cómoda o una butaca. Si el espacio es amplio, una pared de acento en amarillo, verde o azul le puede quedar muy bien.

Decoración en dormitorios con poca luz natural. En estos casos, hay que ser contundentes: blanco, blanco y más blanco. También será necesario buscar una iluminación artificial neutra y varios puntos de luz indirecta que hagan el espacio acogedor.


Cómo decorar un dormitorio luminoso. Se puede jugar con colores más oscuros, como un azul cobalto para la pared, utilizando en cualquier caso una pintura satinada; además, sería necesario añadir plantas y elementos que contrasten.


3. Cómo distribuir un domitorio Funcionalidad y comodidad son los aspectos importantes para decorar correctamente el dormitorio. Elegir adecuadamente el mobiliario, para que cumpla una función concreta –especialmente, en dormitorios pequeños–, supone decantarse por piezas de doble uso y elementos con mucha capacidad de almacenaje. El objetivo es mantener la habitación siempre ordenada, algo esencial para poder descansar. Procura colocar la cama, la pieza principal de la habitación, en un lugar donde incida directamente la luz natural, cerca de una ventana. Si el espacio lo permite, intenta dejar un espacio libre alrededor de la cama de unos 80 cm para que la circulación sea cómoda. 4. Textiles para decorar un dormitorio Los textiles que se utilizan para vestir la cama, las cortinas y tapizados tienen que encajar con los muebles escogidos, que los acompañen y vistan. Una vez montada la habitación, analizas todo el conjunto buscando, o bien que el textil sea el protagonista del ambiente, o bien que pase desapercibido. 5. Iluminación artificial en el dormitorio Añade luminarias de sobremesa y apliques, e incluso alguna lámpara de pie, para aportar una iluminación ambiental en el dormitorio más interesante y sugerente. La iluminación general será fundamental para poder ver bien y moverse con comodidad.

6. Armarios del dormitorio Si no tienes vestidor, los armarios estarán en el mismo dormitorio. Procura que ocupen el rincón de la pared o un espacio muerto; es decir, que queden lo más integrados posibles para que la cama tenga todo el protagonismo.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page