top of page
Buscar
  • Foto del escritorSeica Villacañas, SL

¿Por dónde empiezo para construir una casa?

Esto es lo que debes saber para empezar a construir tu casa



1. Encontrar el terreno donde se construirá la casa

Lo primero que se debe encontrar es una ubicación perfecta donde construir la vivienda, pero, sobre todo, es obligatorio encargar, a una empresa especializada, un estudio geotécnico del terreno que analice las propiedades del mismo y su naturaleza. ¿Por qué es esto importante? Porque definirá el tipo de cimentación –la parte enterrada que hace de sostén de la estructura– que necesitará la vivienda. Además, si en el solar elegido ya hay un inmueble que no se puede rehabilitar, habrá que proceder a su demolición antes de empezar las obra. En este caso, es necesario un proyecto de demolición.


2. Contar con un proyecto

En segundo lugar, y este punto es muy importante, se debe contar con un proyecto redactado por un arquitecto. Efectivamente, el arquitecto es el profesional encargado de trasladar al papel (o al plano) nuestras ideas, definiendo un diseño atractivo y funcional que cumpla con la normativa aplicable.

¿Y cuáles son las diferentes partes de un proyecto arquitectónico?

  • Memorias: tanto descriptiva como constructiva. En ellas se explica la obra que se va a realizar y la manera en la que se construirá.

  • Planos: aquella documentación gráfica donde se refleja la distribución del espacio, sus dimensiones, así como detalles constructivos y estéticos que ayudarán a entender los trabajos a realizar en obra. Lo más aconsejable es contar con planos en 3D para poder visualizar cómo será nuestra vivienda.

  • Mediciones: donde se definirán la cantidad y la calidad de cada una de las partidas que componen el proyecto.

  • Presupuesto: el coste total de calcular cada una de las partidas, las dimensiones, los materiales empleados y el tiempo en obra para llevar a cabo el trabajo.

3. Visados y licencia de obra

Hay que tener en cuenta que antes de iniciar una obra se necesita un visado colegial para el proyecto. El arquitecto es el profesional que firmará toda la documentación que lo compone.


Además, se debe solicitar una licencia de obra mayor, y pagar la correspondiente tasa, antes de la construcción de una vivienda. Solo será concedida cuando un técnico del ayuntamiento dé el visto bueno a nuestro proyecto. El plazo puede variar en función de lo complejo que sea el proyecto o la carga de trabajo que tenga la zona donde se ubica la vivienda –normalmente no suele exceder de 3 meses.


Como la mayoría de ayuntamientos suele tener mucha carga de trabajo, es aconsejable presentar previamente un proyecto básico, mientras se continúa trabajando en el proyecto de ejecución (el que finalmente será visado). De esta forma se agilizan los trámites. Una vez se cuenta con la licencia, se puede empezar a construir la vivienda.



4. Ejecución de la obra

El cuarto paso, y sin duda el más esperado, es la ejecución de la obra. Desde los cimientos, pasando por la estructura, cerramientos, instalaciones, hay que estar muy pendiente de cada tarea y, sobre todo, disfrutar del proceso.


Lo más aconsejable es contratar una empresa constructora que lleve a cabo todas las partidas reflejadas en el proyecto. No hay que olvidarse de solicitar varios presupuestos a distintas empresas y optar por la más conveniente en función de los plazos y el presupuesto que ofrezcan.


La empresa constructora elegida se encargará de planificar, gestionar y supervisar la obra, controlando, en todo momento, la calidad de la ejecución. Para el inicio de las obras es necesario que todos los intervinientes: el promotor (propietario), constructor, director de obra (arquitecto), director de ejecución de la obra (arquitecto técnico) y coordinador de seguridad y salud firmen el acta de replanteo: un documento oficial donde queda por escrito el día de inicio de los trabajos.


5. El interiorismo

Esencial para culminar una vivienda es el interiorismo. Hay empresas constructoras que realizan proyectos ‘llave en mano’: proyecto + licencia + obra + interiorismo; es decir, que se encargan hasta del último detalle antes de entregar las llaves para entrar a vivir. En todo caso, también se puede contratar los servicios de un interiorista por separado.


Como consejo, y muchos propietarios lo pasan por alto, se debe pensar el interiorismo de la vivienda en función de nuestra forma de vida. Convendremos que no tienen las mismas necesidades una pareja que viva con su mascota que una familia numerosa.


31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page